Libros que pude acabar: Dune y el desierto de los gusanos

  • Un chico, con habilidades mentales superiores a todo trapo, unifica, a lo Atila, una población de supuestos salvajes para lanzarse contra el señor feudal.

Como si lo hubiera previsto, comencé a leer Dune allá por julio del año pasado. Quien me iba a decir que pocos meses después iba a estar viviendo en un país que, además de gas y petroleo, solo tiene dunas y arena. Un añito he terminado en acabarlo, sí. Lo empecé al acabar Sinuhé el egipcio y prácticamente me ha durado lo que aquél.

En noviembre del 2020 se estrenará una segunda adaptación de este libro dirigida por Denis Villeneuve y escrita por Eric Roth.

En noviembre del 2020 se estrenará una segunda adaptación de este libro dirigida por Denis Villeneuve y escrita por Eric Roth. Lejos queda la de 1984 que, si la ves, querrás marcarte un Edipo y pedir a Dios que te devuelva el tiempo preciado perdido; y la serie de 2000, de la que ignoraba hasta hoy su existencia. Por tanto, al empezar y acabar Dune antes de 2020 y al saberlo sin tener idea alguna de la futura película, me adelanto a todas las legiones de seguidores que, si hay éxito, podrá tener la saga. A lo Juego de Tronos, no-sabes-nada-Jon-Nieve.

Frank Herbert y David Lynch durante la grabación de Dune de 1984

Bueno, el libro. Lo escribe Frank Herbert y se publica en 1965. Ya desde sus primeros días empieza a ganar premios y premios. En 2019 llega un tío que, en su descanso preparando el examen práctico de oposiciones, se encuentra con el libro en la Biblioteca y lo empieza. Y se lo compra unos días después. 

Resumamos: un chico, con habilidades mentales superiores a todo trapo, unifica, a lo Atila, una población de supuestos salvajes para lanzarse contra el señor feudal, y a la vez asesino de su padre, de un planeta desértico que no es Tatooine sino Arrakis, también llamado Dune. Allí moran gusanos enormes que fabrican melange, ambrosía que toman los miembros de la Cofradía, monopolio de viajes espaciales a lo Renfe, para ver más allá a la hora de planificar los trayectos. Pero esta melange es adictiva, te pone los ojos azules y vale mucha pasta. A lo Red Bull. 

Imagínense el percal. A la vez, dado que allí el agua es tan extraordinaria como un Gobierno en España, estos tipos, los salvajes a los que llamaremos Fremen, llevan a cabo un proyecto de ecología de Dios aúpa: quieren convertir un planeta desierto en un planeta verde, con plantitas, árboles, ratas, depredadores y demás. Poco sabemos, salvo aquello que podemos intuir, de esto si no es por uno de los Apéndices. No sé qué importancia tendrá en el resto de la saga, pero es de lo más interesante del libro.

Esperan al mesías. Pero no es un mesías cualquiera, sino que es un tipo que, tras miles de años, se ha buscado mediante la combinación genética.

La religión cobra un papel importantísimo, unificadas las actuales terrestres en una sola. Esperan al mesías. Pero no es un mesías cualquiera, sino que es un tipo que, tras miles de años, se ha buscado mediante la combinación genética. Tenemos mucha suerte de que los dioses hayan querido que, justamente, aparezca cuando nos estamos leyendo este libro. Jo, qué suerte, qué guay.

Religión, Ecología, Feudalismo y Melange. La Yihad queda presente en el libro, como un fenómeno de me cargo todo lo establecido y que, según el protagonista, será negativo. Protagonista que, con sus habilidades mentales, me recuerda en ocasiones al Doctor Strange tratando de ver las posibilidades de derrotar al tipo este de las gemas y del guante.

Dividido en tres partes, a lo Comunidad del Anillo, ha sido una influencia importante para la fabricación de toda la galaxia Star Wars. Religión, mentes poderosas o la cofradía, a lo Federación del comercio, monopolística y controlador del Gobierno. Aquí Palpatine es Padishah IV, emperador que tiene todo sin tener nada. Y no acabará mejor que aquél. Yo llegué al libro por dicha influencia y, afortunadamente o no, se aleja de lo que podemos ver en la saga de George Lucas. 

Es algo distinto, elaborado, al rollo Señor de los Anillos o Juego de Tronos: muchos personajes, lenguas inventadas o mucho camino por recorrer. Además, que para mí es lo más importante de dichas obras, te abre un sinfín de posibilidades para crear, crear y recrear. El autor murió, pero su hijo continuó con varios libros. Si los cocos que están detrás de la película de 2020 aprovechan el percal, podemos estar ante varios años de temática desértica.


Imagen de portada: Frank Herbert en una fotografía tomada de Culto.Latercera